De Bulnes a Poncebos 

El camino histórico a Bulnes


Recorrido por la Canal del Texu o Desfiladero de Las Salidas, camino histórico de acceso al pueblo de Bulnes por donde sus vecinos tuvieron que subir y bajar durante toda su vida hasta el año 2001 en que se inauguró el funicular. Por él caminaban ayudados de caballerías para transportar sus aperos y alimentos. Esta ruta puede presentar algún peligro en invierno si hay nevadas recientes que pueden originar aludes desde la zona alta de la Peña de Maín.
Al fondo de la garganta discurre el río Bulnes y todo el recorrido fue tallado por el antiguo glaciar que bajaba de la Vega de Urriellu.

Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
VISTO
882

Muy cerca de De Bulnes a Poncebos

Mapa: cómo llegar a De Bulnes a Poncebos


Coordenadas
Latitud: 43.2354202
Longitud: -4.8195829

Saldremos de Bulnes, barrio de La Villa o Bulnes de Abajo cruzando La Puente y girando a la izquierda pasamos bajo La Teya (tilo) que se encuentra al lado de la iglesia, para continuar entre esta y el cementerio de Bulnes. Este cementerio fue uno de los pocos del mundo que estuvo techado para poder enterrar a los muertos durante el invierno debido a las antiguas y grandes nevadas que se producían. Igualmente es digno de mención de que en él fue enterrado “El Cuco” primer muerto en las paredes del Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes. En sus muros puede verse una placa dedicada a este malogrado escalador. A continuación, y a nuestra izquierda, las ruinas de la antigua Casa Rectoral donde vivía el cura de Bulnes (655 m.)

Salimos del pueblo pasando delante de la Casa Fausta para pocos metros mas abajo dejar a nuestra izquierda un camino que cruza el rio (El Abarcadoriu). Poco más allá, a nuestra derecha El Toyu Pío. Continuamos caminando en descenso por un tramo recto del camino, a la izquierda del mismo y a la otra orilla del rio existe un viejo texiu (tejo) junto a la actual depuradora. Por este lugar había uno de los cuatro molinos existentes en el pueblo. Igualmente, a nuestra izquierda y en lo alto, vemos el otro barrio de Bulnes: El Pueblu o barrio del Castillo. Pasaremos ahora delante de La Posa el Payariegu para al poco tiempo llegar a la boca superior del funicular pasando por “El Parariegu o Concha del Payariego”, al lado de un transformador. A continuación, y a nuestra izquierda La Metida Rosalía (un prado) y Tras el Sedín. Seguimos por La Llosa de Lola (un rectangular prado a la izquierda entre el camino y el río) y continuamos para llegar a un cruce donde a nuestra izquierda está el puente del Jondeyón o Puente de Colines (590 m.) que da acceso a Bulnes de Arriba o El Pueblu. Estamos en Colines de Arriba. A nuestra derecha una cuadra para el ganado y una roca a nuestra izquierda, en la cual pueden verse los restos de donde estuvo colocada una placa por la Federación Española de Montañismo dedicada a los vecinos de Bulnes con la inscripción: “Bulnes, pueblo amigo de los montañeros” por su colaboración en los rescates que se producían en el Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes.

Seguimos bajando y pasamos por un lugar donde en el río hay dos grandes piedras sobre un pozo de agua. Antiguamente había un puente sobre dichas piedras y al lado un molino: El Molín del Cuetu. Mas abajo llegamos a un lugar conocido como Colines de Abajo: a nuestra derecha una piedra rectangular y bien colocada para asentar nuestras posaderas y conocida como La Posa de Colines. A nuestra izquierda un viejo roble ya casi muerto al lado del cual y entre los matojos nace un manantial de agua potable. A la derecha una pequeña cueva, La Cueva de Colines (545 m.) donde fueron encontrados los restos más antiguos de vida humana del concejo de Cabrales. Continúa el camino en horizontal teniendo a nuestra izquierda un prado junto al río y en éste los restos de una presa hecha antaño por Electra de Viesgo para calcular el caudal de agua existente en el río.

Ahora el camino remonta un corto trecho para luego continuar en horizontal y dar vista frente a nosotros al pueblo de Camarmeña. Desde aquí podemos ver un largo tramo del recorrido de la Canal del Tejo que baja ya rápidamente. Descendemos una marcada curva en El Sedo de la Lisar o Seu Lisar donde a nuestra derecha tenemos una pequeña cueva formada por una enorme roca, lugar conocido como El Cagadoriu (palabra bastante clarificadora de lo que en ese lugar se hacía) pasamos por El Becerralón, zona de bloques donde se encerraba a las becerras al separarlas de la madre. Continuamos por un tramo horizontal y llegamos a otra curva que tiene un techo de roca. Justo unos metros antes de esta curva hay cinco cruces talladas en la roca a nuestra derecha, estamos en el lugar denominado “Las Cruces” y que recuerdan a cinco vecinos de Bulnes que fueron arrastrados y muertos por un alud a principios del siglo XX. Abajo en el río un estrechamiento del mismo donde fueron arrojados los cuerpos por el desprendimiento de nieve, es conocido como La Voluga de los Muertos (Voluga: estrechamiento en el río). Pasada la curva antes mencionada llegamos a Tras las Cruces. Continuamos bajando y pasamos bajo una construcción de hormigón para canalizar las aguas en días de grandes lluvias, estamos en la Riega del Texu. (465 m.) El camino continúa y pasa por lugares conocidos como: El Posadorio (donde la gente “posaba” sus pertrechos y se sentaba a descansar) donde se entronca el actual camino con el antiguo que se vislumbra claramente bajando directo en vueltas y revueltas hacia el río. Este antiguo camino es peligroso por las posibles caídas de piedras que incluso son arrojadas en ocasiones por imprudentes caminantes. Y así vamos pasando por Martiñano, El Pardu la Robre (por el color pardo de las rocas) y La Calzada del Pontigu.

Baja el camino rápidamente en una serie de vueltas y revueltas para aproximarnos al río, antes de llegar al mismo, pasaremos por El Paré de Quiñones (335 m.) y a continuación por El Cabezu las Puentes. Ya a la altura del río, Las Puentes (por los antiguos puentes que allí existían antes de abrir un nuevo trazado en el camino). Cruzamos ahora por un tramo horizontal tallado en la roca y conocido por Donde abrió Celesto, apelativo este que se debe al nombre de la persona que abrió este tramo a golpe de martillo y barreno. Subimos nuevamente y llegamos al alto del Cuetu Codilla (315 m.) donde a nuestra derecha se encuentra El Toyo Manuel donde se ve un muro de piedra que forma un sedo y que parece ser fue un intento de continuación del camino por ese lugar. Desde aquí se ve la carretera de Poncebos y el pueblo de Camarmeña. Seguimos bajando por Las Vueltas de Codilla para llegar a La Zorera, sitio este donde se entraba a un estrechamiento en el río y por donde iba antiguamente el camino. Llegamos ya al Puente del Jardu (250 m.) cruzado este, pasamos por La Corredoria de Jéndigos (este tramo debe de cruzarse rápido y con atención por la posible caída de piedras que a veces produce el ganado situado más arriba). Alcanzamos en nuestro caminar “El Colladín encima la casa” (por la cuadra existente un poco mas abajo) desde donde damos vista a la carretera y al medieval Puente de La Jaya conocido ya en crónicas de Alfonso X El Sabio, el cual nos queda por cruzar sobre las cristalinas aguas del río Cares para finalmente remontar un último tramo que nos lleva a la carretera asfaltada a 250 m. Llevaremos unos 45 o 60 minutos caminando desde Bulnes.

Texto y reportaje fotográfico La Casa del Chiflón

Danos tu valoración

Puntuación: 4.3. de 2 votos.
Espera por favor...

Deja un comentario