Berrea en Asturias english

Sonata de otoño

84 lo guardaron
Print Friendly

La berrea de los venados es sin duda uno de los mayores espectáculos de la naturaleza asturiana. Un rito visual y sonoro en el que estos integrantes de la fauna astur dan el do de pecho para deleite de los humanos que lo presencian.

Existen numerosos enclaves para disfrutar de la berrea, se detallan en la parte final de este artículo, y en todos ellos no es difícil asistir a esta sinfonía salvaje y seguirla con éxito en el incomparable paisaje de los montes y bosques del Principado que en otoño lucen multicolores.

Relacionado: Aller, Amieva, Caso


En los alojamientos de turismo rural de la zona nos ofrecerán asesoramiento práctico para llegar a las localizaciones idóneas donde presenciar la berrea, en algunos casos además de informarnos nos guían hasta esos mismos lugares en excursiones organizadas.

¿Cuándo podemos disfrutar de la berrea en Asturias?

Lo que popularmente se conoce como berrea nos es otra cosa que una demostración de fuerza y apareamiento, un periodo que se inicia a mediados de septiembre y finaliza en noviembre y que marca la época en la que, repentinamente, despierta la líbido de los venados. Un periodo de celo que rompe el silencio tradicional del bosque al amanecer y al atardecer, con berridos incesantes. A medida que transcurre el otoño el clamor animal va in crescendo y llega a su punto álgido cuando todos los machos disputan entre sí por conseguir el favor de las hembras y demostrar quién de entre todos ellos es el que merece crear una nueva generación de ciervos. Todo un ejemplo de darwinismo animal.

Durante semanas los machos apenas se ocupan de su alimentación, para centrarse casi por completo en la actividad sexual, hasta el punto que tras la berrea pueden haber perdido la quinta parte de su peso. Las embestidas entre cornamentas produce un sonido singularmente salvaje, semejante a un estallido, que resuena en la cordillera. Los desafíos se suceden sin cesar, la tensión se palpa en cada bramido, el reclamo a las hembras llega a ser ensordecedor. Tras el combate, lobos, buitres y demás carroñeros se aprovecharán de los más débiles: que salen siempre peor parados y que no han podido demostrar su gallardía en la pelea.

Este espectáculo de la naturaleza podemos contemplarlo en su hábitat, cómodamente y sin interferir en su natural desarrollo.

Este otoño 2016 puedes disfrutar de la berrea en la sierra de Peñamayor, consulta toda la info en Visitas guiadas Berrea 2016

La empresa Geoface nos ayuda a combinar el paseo por sublimes paisajes con la percepción acústica y posible avistamiento de los animales, en pareja, en grupo o en familia pero siempre acompañado de un guía intérprete del medio natural.
Actividad recomendada para niños. Actividad gratuita para huéspedes de Casería María Sopeña y Casa de Aldea Cuyar. Consultar otras opciones. Visitas guiadas Geoface.es

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com

Información de interés

Lugares para presenciar la berrea en Asturias:

Concejo de Aller, en la montaña central del Principado, que desde hace unos años organiza paquetes turísticos para este espectáculo en los que colaboran los alojamientos rurales y el propio ayuntamiento. Consisten en un fin de semana, de viernes a domingo, con pensión completa y alojamiento además de la citada excursión para ver la berrea. Las excursiones se realizan en todoterreno, bien desde Collanzo, hacia el Pico Cuetos, o bien hasta La Valencia desde Felechosa. Las 5:30 es la hora de levantarse para afrontar una larga e intensa jornada cargada de emociones. Llegados a un punto, el vehículo nos abandonará y continuaremos la marcha a pie durante unos treinta minutos.

El Parque Natural de Redes. Uno de los lugares idóneos para disfrutar de la berrea en pleno parque natural es la Cabeza del arcu, en los montes de Caleao. Allí, con fondo de bosques caducifolios, entorno ideal para el refugio de los ciervos, se puede presenciar la sonata salvaje. En ocasiones, si el visitante va acompañado de guardas forestales, cabe la posibilidad de observar a los venados en plena contienda.

Parque Natural de Somiedo: se realiza un corto recorrido a pie para llegar a una zona donde es posible una buena observación y escucha de la berrea. La collada Pineda es probablemente de las más privilegiadas de Asturias para asistir a este espectáculo, pues una gran roca sirve de mirador sobre todo el valle de Orticeda. También se puede ver en Perlunes, a unos 6 kilómetros de Pola de Somiedo. Las rutas pueden transcurrir desde el amanecer hasta las 2 de la tarde, para grupos reducidos, incluyendo un paseo interpretativo sobre la fauna del parque natural de Somiedo. Más info: 609 547 788 y 661 524 378 (NATUR).

El concejo de Ponga, recientemente declarado Parque Natural, constituye un paraje óptimo para la observación de este fenómeno. Todo el territorio está integrado por amplias masas forestales de bosque autóctono que se alternan con prados y pastos naturales de altura. Este hábitat es el idóneo del venado, que se refugia entre las sombras del arbolado por todo el concejo de Ponga hasta los bosques de Sajambre, incluyendo el Bosque de Peloño, el de la Salguerosa, el del Semeldón y el del monte Pedrosu, entre otros. El desplazamiento a los lugares indicados para observar la berrea se puede realizar de forma autónoma en coche propio acompañados por expertos de la zona. En Ponga se ofrecen a los visitantes menús especiales, relacionados con la carne de venado, con la caza y con otros productos de la zona.

Concejo de Piloña. Desde el área recreativa de La Pesanca; para ver la berrea en si hay que ir a pie, no es una caminata larga y transcurre por una zona montañosa.

En Teverga puede presenciarse en distintos parajes, siendo el más popular la zona de Alesga. En la Sierra de La Mesa, y sobre todo en la vertiente tevergana, existen varios enclaves: Braña de las Navariegas, Valle de Cuevas, Braña de la Aguil, Fuenfría, La Vallina el Mosquito, La Sedernia y el pico el Cuervo ya en las cercanías del Puerto de San Lorenzo.

Concejo de Proaza, en la zona de Caranga, el área de berrea más próxima a Oviedo. Para localizar los buenos puntos sólo es preciso preguntar en Caranga de Arriba a alguno de los paisanos del lugar. En la Zona de La peña la Forcada hay buenos avistamientos y también en el valle de Mengollo.

Consejos útiles: el calzado debe proteger bien los tobillos. Es conveniente proveerse de ropa de abrigo y para lluvia, preferiblemente un chubasquero o capa.