El Parque de la Prehistoria english

Todo el arte rupestre junto

816 lo guardaron
Print Friendly

El Parque de la Prehistoria de Teverga es la pinacoteca ancestral por excelencia, alberga la colección más relevante del arte rupestre de Europa entre 10.000 y 40.000 años de antigüedad. Al visitarlo obtenemos una visión muy amplia del paleolítico, y durante las dos horas en las que, aproximadamente, podemos calcular nuestra visita, nos acercaremos lo más posible a los detalles de la vida cotidiana del hombre primitivo, empatizando con su dura realidad, compartiendo su manera de ver el mundo. En Teverga encontraremos ese espacio idóneo en el que comenzar a interpretar con mayor rigor el tesoro cultural de nuestros orígenes, principalmente sus pinturas.

Relacionado: Asturias con niños, Museos de Historia de Asturias, Somiedo


Fue hace 40.000 años cuando llega a Europa el Homo sapiens sapiens. Desplaza a los neanderthales y se erige en especie dominante. Habita en cuevas y abrigos naturales en la fase final de la Era Glacial. Son los primeros pobladores dotados de una mentalidad simbólica, y son por ello también los primeros artistas. La cornisa cantábrica fue un escenario privilegiado de este arte, pues tras la última gran glaciación, la mayor parte de Europa se convirtió en inhabitable al quedar cubierta de hielo. El paleolítico quedó circunscrito a las montañas de caliza, en las que abundan las cavidades, y por eso en Asturias se han descubierto hasta la fecha unas cuarenta estaciones de arte parietal, algunas realmente excepcionales. Todos los estilos de la pintura prehistórica, desde el auriñaciense, que es el más remoto, están representados en las cuevas asturianas, para alcanzar su máximo esplendor en el genial magdaleniense de la riosellana Cueva de Tito Bustillo.

¿Dónde está el Parque de la Prehistoria?

Situado a 40 kilómetros de Oviedo, en la localidad de San Salvador de Alesga (Teverga), el Parque de la Prehistoria es el mayor conjunto de réplicas de esta apasionante etapa de la humanidad, con copias exactas de los principales yacimientos europeos de pintura parietal y arte mobiliar, seleccionado todo ello según un riguroso criterio científico y dispuesto a través de reproducciones facsimilares, copias, recreaciones, fotografías, maquetas, y reconstrucciones. Las réplicas, muy fidedignas a los originales, se organizan atendiendo a una propuesta didáctica y amena.

La ubicación del propio Parque, en un valle de gran valor ecológico y paisajístico, apenas sin vestigios de activida humana en las inmediaciones, y con los inmuebles soterrados, totalmente mimetizados con el entorno, nos hace más cercanos los hombres de las cavernas. Son 25 hectáreas de superficie virgen, a los pies de la impresionante Peña Sobia, en pleno Parque Natural de las Ubiñas.

La instalación propiamente museística consta de un complejo de tres edificios. El primero acoge el centro de recepción de visitantes y la cafetería. Después de un corto paseo y cruzando el río Páramo sobre un puente nuevo, vemos otro inmueble en forma de media luna con cubierta vegetal, denominado La Galería. Tras la espectacular entrada con un lucernario circular abierto al cielo, el visitante se adentra en un interior de unos mil metros cuadrados.

¿Qué encontramos en el museo?

Dentro encontramos un completo circuito de audiovisuales, documentos, y reproducciones de pinturas y grabados del Paleolítico Superior, como el panel de los caballos de Chauvet o la vaca negra de Lascaux, ambos en Francia; la parte central del techo de los bisontes de Altamira (los autores de la réplica son los mismos que los de la neocueva instalada en el Museo de Altamira y han trabajado durante más de dos años para conseguir una reproducción exacta de las pinturas), el camarín de las ciervas de Covalanas (Cantabria), la gruta de los osos de Ekain (Pais Vasco), los bisontes de La Covaciella en Cabrales (Asturias), el panel de los signos de la cueva de Llonín en Peñamellera Alta (Asturias), así como útiles y figuras de España, Francia, Alemania, Austria, Chequia o Rusia.

En esta galería artificial podemos entender un poco mejor por qué surgió el arte paleolítico, quiénes y con qué técnicas realizaron las pinturas rupestres y qué significados se les han atribuido a lo largo de los últimos doscientos años de investigación. De cada cueva se han elegido aquellas pinturas que mejor ilustran las distintas teorías existentes sobre la motivación del artista prehistórico, como las que la ligan a una inquietud puramente artística o de ocio, pasando por las relativas a ritos de fecundidad y de caza, las que atribuyen su autoría a chamanes en estados alterados de conciencia, o las que conciben un origen totémico venerador de ciertos animales, hasta llegar a las interpretaciones estructuralistas, según las cuales el arte rupestre es un lenguaje codificado de signos y en el que la cueva -de significado femenino- simboliza todo su mundo conocido.

El tercer inmueble, muy próximo al anterior, se denomina Cueva de Cuevas en orden a su propia razón de ser, que no es otra que servir de contenedor a unas completas réplicas de tres relevantes galerías rupestres. Copias exactas realizadas utilizando tintes naturales, elaborados con los mismos materiales que los prehistóricos; la piedra caliza de paredes y techos tiene las mismas grietas y reflejos luminosos que las auténticas, y se ha reproducido la estructura, humedad, oscuridad y silencio. En una visita de unos 25 minutos de duración se recorren las tres salas, comenzando por la Galería de los Caballos de Tito Bustillo donde puede apreciarse la rica policromía empleada en este tipo de representaciones. De esta sala se hace un viaje de 700 kilómetros hasta la Cueva de Niaux, en Francia, para contemplar el Salón Negro, donde se observan dibujos más definidos y perfectamente perfilados. Desde esta segunda sala volvemos a Asturias para observar la reproducción del Camarín de la Cueva de Candamo, donde se nos explica cómo aquellos primeros artistas no sólo buscaban una imagen, sino que también se preocupaban especialmente por la localización de sus obras y el relieve de las paredes donde las realizaban. Durante toda la visita caminamos por un suelo irregular y con desniveles y los quías requieren, como en las cuevas originales, linternas para realizar sus explicaciones.

En definitiva, «El Parque de la Prehistoria de Teverga es único y las réplicas, extraordinarias». Esa es la opinión de Jean Clottes, responsable del estudio científico de la cueva de Chauvet y gran conocedor del arte de las cavernas de Lascaux o Niaux, entre otras. Clottes ha sido conservador general de Patrimonio francés y en la actualidad es presidente del Comité Internacional de Arte Rupestre.

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com

Información de interés

Dirección:
San Salvador de Alesga, s/n.
33111 - Teverga

Teléfonos de contacto: 902 306 600 - 985 764 739

Cómo llegar
Desde Oviedo: A-63, salida Trubia Km 9
Desde Trubia: AS-228 dirección Puerto Ventana.
Coordenadas GPS: 43º 8' 21,41" N, 6º 4' 29,81" W

Horarios 2016:
Del 1 al 28 de febrero y del 1 al 31 de diciembre de 2016 (temporada baja):
De miércoles a viernes, de 10:00 a 14:30 y de 15:30 a 17:30 horas.
Sábados, domingos y festivos, de 10:30 a 14:30 y de 15:30 a 18:00 horas.
Lunes y martes, cerrado, excepto 5 y 6 de diciembre.
Cerrado: del 1 al 31 de enero y 24, 25 y 31 de diciembre.

Del 1 de marzo al 30 de junio y del 1 de septiembre al 30 de noviembre de 2016  (temporada media):
De miércoles a viernes, de 10:00 a 14:30 y de 15:30 a 18:00 horas.
Sábados, domingos y festivos, de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 19:00 horas.
En noviembre, el horario en fin de semana será de 10:30 a 14:30 y de 15:30 a 18:00 h.
Lunes y martes, cerrado, excepto 28 y 29 de marzo, 2 de mayo, 31 de octubre y 1 de noviembre.

  Del 1 de julio al 31 de agosto de 2016 (temporada alta):
Todos los días, de 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 20:00 horas.

Tarifas 2016:
General: 6,12 €
Reducida: 3,57 €
Grupos a partir de 20 personas, niños/as de 4 a 11 años, familia numerosa, personas con discapacidad acreditada, mayores de 65 años, miembros ICOM, entrada gratuita de 0 a 3 años.

 Entrada al Parque con taller didáctico:
* General: 7,72 €
* Reducida: 5,17 €
 Talleres didácticos: 1,60 €

Servicios:
Tienda.
Cafetería automatizada.
Parking.
Parque Infantil.
Zona verde.
Actividades previa reserva: cumpleaños prehistóricos, cursos y seminarios y semanas temáticas de talleres.

Talleres:
Gran variedad de talleres para todos los públicos muy adecuados para disfrutar en familia, fines de semana y festivos en temporada baja y media, y todos los días en temporada alta. Duración 30 minutos. Plazas limitadas.
Para visitas en grupo, tanto de niños como adultos, disponemos de talleres a medida para el grupo. Duración 1 hora y media (1 hora de visita y 30 minutos de taller). Participantes: mínimo 10, máximo 30.