Hórreos asturianos

Hórreos y paneras a estudio

11 lo guardaron
Print Friendly

Etimológicamente la palabra hórreo proviene del latín horreum, que designaba a un edificio en el que se guardaban frutos del campo, especialmente el grano. En Asturias se guardó el maíz, las patatas, las cebollas… todo lo que el campo suministraba.

Relacionado: Parres


Más allá de las tipologías existentes en la península Ibérica, se encuentran en todo el mundo graneros aéreos sobre pies que son, en todo o en parte, morfológicamente afines al hórreo, como el stabur noruego, el hebre sueco, el sol’ek polaco o el kukuruzniak serbio… ejemplos numerosos hay.

En Asturias hay dos tipos de construcciones. El más numeroso de ellos, el hórreo: un edificio de planta cuadrada que está formado por una cámara de madera, muchas veces con corredor, que se sostiene sobre cuatro pies, o pegollos de piedra. La panera: tiene más de 4 pegollos, suelen ser seis aunque hay otra diferencia importante. Los hórreos tienen tejados a cuatro aguas que se unen en el punto superior, mientras que las paneras tienen tejados con caballete.

La consolidación del hórreo como tipología se producirá a partir de los cambios resultantes de la introducción del cultivo del maíz en el siglo XVII, sobre todo en Galicia y Asturias.

Actualmente los hórreos sirven a otros menesteres, o a ninguno en particular. Sólo en su exterior se aprecia que aún cumplen la función para los que fueron creados, y no es raro verlos adornados con cebollas, ajos y demás productos de la huerta menos perecederos. En este sentido, las actuales neveras y congeladores han relegado al hórreo a un papel casi romántico.

Pasamos a citar las partes más importantes del hórreo -que tiene muchas-:

· Los pegollos. Columnas normalmente de piedra caliza, talladas a mano, aunque lo shay de madera. Elevan el hórreo del suelo para aislarlo. Normalmente tienen 120 cms. de altura.
· Las muelas o pegolleras. Son piedras calizas planas, de unos 80 cms., que evitan el paso de los roedores al hórreo.
· Los trabes. Son las cuatro vigas de madrea de castaño que forman la base del hórreo.
· Las colondres. Son las paredes del hórreo que, generalmente, están formadas por tablas de madera entrecruzadas unas en otras y n los trabes.
· Las tejas son de barro.

Asturias dispone de un régimen específico de protección de hórreos, paneras y cabazos recogido en la Ley del Principado de Asturias 1/2001, de 6 de marzo, de Patrimonio Cultural, en la que se prohíbe la construcción de hórreos desvinculados de la vivienda, que los de nueva factura deberán adecuarse a los materiales y características constructivas y morfológicas tradicionales de estas edificaciones, y establece diversas regulaciones respecto a los hórreos construidos con anterioridad a 1900, incluso de los que no hayan sido declarados Bien de Interés Cultural ni incluidos en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias.

Si quiere disfrutar de los hórreos hay varios pueblos dispersos por la geografía donde el número de éstos es grande, puede acercarse a Espinaréu, a Bueño

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com