La Fiesta del Bollu

La romería más asturiana

13 lo guardaron
Print Friendly

Declarada de Interés Turístico Regional, La Fiesta del Bollu es un evento esencial para descubrir el folclore y la folixa asturiana. Con más de 50 años de tradición se celebra en Arriondas siempre el último fin de semana del mes de julio, como antesala tradicional a la populosa semana grande de Les Piragües.

Relacionado: Parres, Picos de Europa


Tras el pregón la noche del viernes y la kermesse del sábado, llega el domingo como el día más señalado, con misa en honor al santo patrón (San Bernardo), festival folclórico internacional, un memorable desfile de carrozas presidido por la reina de las fiestas y un atestado fin de fiesta en “el prau” (el Parque de la Concordia), donde miles de personas celebran junto a los parragueses una romería asturiana en estado puro; una espicha a lo grande que tiene al “bollu preñau”, la sidra y el buen humor como principales protagonistas.

El calendario de esta fiesta es simple a la par que inolvidable. Se trata de pasarlo bien en un clima cien por cien asturiano. El festejo refleja como ningún otro la romería típica del Principado: las pautas de comportamiento de los asturianos y su hospitalidad, las formas de vida tradicional, incluyendo los oficios artesanos, el baile, la música, la sociabilidad regional aderezada con sidra y buenas viandas. Todo ello concede a la Fiesta del Bollu un gran valor etnográfico y cultural además del meramente lúdico.

El propio “Bollu preñau”, que da nombre a la fiesta, es el alimento festivo por antonomasia en Asturias. No hay fiesta de “prau” que se precie que no cuente con él. El bollu o bollo, es una pieza de pan relleno de chorizo o panceta. El chorizo debe ser asturiano, de fuerte sabor a pimentón, lo que le imprime el verdadero carácter gastronómico a este bocadillo sin parangón. No ha de faltar tampoco el “culín” de sidra para acompañarlo, por supuesto escanciado con brazo experto y justa templanza.

Los parragueses, de fuerte tradición sidrera, escancian sin parar y de forma experta. Podemos observarlo en el desfile de carrozas con el que se inicia de folixa. No hay pandilla ni peña en la que el vaso no deje de circular de mano en mano. Niños, jóvenes y adultos van ataviados con trajes regionales para hacer más sustancial el desfile por las calles de Arriondas. Los culetes y los cánticos acompañan la comitiva hasta el prau donde les espera el bollu, además de otros manjares y de los familiares y amigos… después la verbena se alarga hasta la madrugada.

Al día siguiente, lunes, se celebra El Bollín, estupendo cierre de fiesta con juegos y una gran tarta para los más pequeños y reparto del “Bollín Preñau” para todos los socios.

El epicentro de esta esta fiesta es el Barrio La Peruyal, lugar recogido dentro del casco urbano de Arriondas, donde en el año 1949 un puñado de fundadores pusieron en marcha la idea de esta celebración. Pocos podían imaginar que con el paso de los años la sociedad de festejos “La Peruyal” llegase a ser uno de los colectivos culturales más importantes y con mayor número de socios de Asturias, ya que está integrada por la practica totalidad de los parragueses y también por los que estando lejos de su concejo siguen añorándolo día tras día. Con motivo de la Fiesta del Bollu, esta sociedad publica anualmente una revista muy esperada por todos, en la que se incluye información local, historia, eventos, noticias, anécdotas, además de contribuir al conocimiento y divulgación de temas relacionados con la ciencia y la cultura y recopilar una importante «historia gráfica» de Arriondas y Parres a lo largo del pasado siglo.

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com