La playa de Peñarronda

Una playa "supernatural": Peñarronda

85 lo guardaron

Print Friendly

Playa de la costa occidental de Asturias. Un tesoro natural que pasa desapercibido si la observamos desde las alturas en los promontorios cercanos. A pie de playa descubrimos su sitema dunar y lagunar en la desembocadura del río Dola, con vegetación embrionaria y dunas blancas en el que se encuentran algunas especies incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de la Flora Asturiana. Es la única localización del Principado en la que se tiene conocimiento de la presencia de Malcomia littorea (en peligro de extinción). Además están presentes otras especies como Medicago marina, Otantkus maritimus y Pancratium maritimum que apasionan a los botánicos.

Relacionado: Costa Occidental, Espacios protegidos de Asturias, Playas de Tapia de Casariego


La playa de Peñarronda, en los límites de los concejos de Castropol y Tapia, es una superficie extensa, preparada a conciencia por la naturaleza para que el hombre disfrute, entre otras cosas, con el surf y las cometas. Es una playa ventosa con oleaje moderado y resulta muy propicia para ambas aficiones. Tiene un área reservada para coger olas en el margen derecho, justo debajo del acantilado de la iglesia de San Lorenzo. Es una zona de corrientes peligrosas para el baño, pero perfecta para los amantes de este deporte. En sus aguas también se practica el windsurf, el remo y la pesca deportiva.

Sin embargo, el mayor atractivo de esta gran playa de 600 metros de longitud y unos 300.000 metros cuadrados de superficie es, sin duda, su alta riqueza ecológica. Entre sus valores faunísticos destaca la presencia habitual de especies animales incluidas a su vez en el catálogo proteccionista de la fauna asturiana, como es el caso del Ostrero (Haematopus ostralegus), el Cormorán moñudo (Phalacrocorax aristotelis) y la Nutria (Lutra lutra). En último término, pero no por menos relevante, destaca también la singularidad de sus formaciones geológicas.

Por todo ello hablamos de un Monumento Natural con nombre propio: Playa de Peñarronda que se extiende desde Las Meninas, al este de la Punta del Corno, hasta la Punta de A Robaleira, que cierra la playa por el este. El conjunto tiene forma de concha y practicamente en el centro, dominando este lugar como un vigía imperturbable, se encuentra el Castelo, un risco circular horadado por un túnel. De esta gran roca toma la playa su nombre: “peña redonda”.

Acercarse caminando a esta roca y a otras que afloran a la superficie puede llegar a constituir un paseo casi espiritual. Caminar por esta playa, sobre todo fuera de temporada estival, dejar las huellas de nuestro calzado en la inmensidad de este paraje, nos ayuda a ejercitar nuestra condición de exploradores del mundo.

Y si se ha quedado con ganas de monumentos naturales con forma de playa, a pocos kilómetros, en el vecino concejo de Navia, puede disfrutar de otra playa con denominación de origen que le invitamos a visitar pinchando en el siguiente enlace: playa de Frejulfe.

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com

Información de interés

Para llegar a Peñarronda y tomando como referencia Tapia de Casariego se sigue la N-634 en dirección al puente de los Santos; al llegar al camibo de sentido hacia Vegadeo, poco antes del puente, se puede girar a la derecha por una carretera de segundo orden no señalizada, que lleva directamente a la playa, o bien hacer el cambio de sentido hacia Vegadeo, continuando por la N-640 para, pocos metros depués, desviarse a la derecha y enlazar con la vía anterior.