Ruta de la toponimia, Sariego

Todos los nombres de Asturias

32 lo guardaron
Print Friendly

La toponimia cuenta con un listado infinito en Asturias. A la enorme variedad de lugares, espacios, pueblos, o simples vericuetos corresponde una densidad de palabras al menos proporcional. Y a estos términos se atribuyen un sinfín de significaciones, dada la riqueza de la lengua y cultura asturiana. Tal parece que los lugares asturianos, los pueblos, las villas, el paisaje, el territorio en general sea tan sugerente que siempre ande suscitando palabras y que no se conforme con pocas.

Relacionado: Rutas a pie Asturias, rutas por Asturias, Zona centro


Desde hace ya tiempo, y a falta de una política lingüística definida en el Principado, los carteles toponímicos que nos encontramos en la carretera suelen presentar correcciones, añadidos que no vienen de imprenta o de fábrica, sino de un bote de pintura y un pincel posterior. Numerosas han sido ya las reivindicaciones para que se rotule la toponimia local en asturiano, pero desde la administración. A falta de esta iniciativa pública, bastante común hoy en otras comunidades autónomas, en Asturias se cambian los nombres a escondidas, con tachaduras y pintadas.

A pesar de esta clandestinidad, la sensibilidad lingüistica del asturiano medio, al menos en lo referente al nombre de su pueblo o los lugares que conoce, suele inclinarse claramente hacia la lengua asturiana.

En el concejo de Sariego podemos acercarnos a esta realidad del nominar en asturiano. Los carteles informativos distribuidos por todo el municipio nos aclaran el significado y la historia de las diferentes localidades sareganas. Se trata de la Ruta de la Toponimia, que en el fondo es un ejercicio cultural y saludable, pues pocas veces tenemos ocasión de que alguien nos explique de dónde vienen determinados nombres propios.

El encargado de elaborar los textos fue el historiador local Florencio Friera, que ha recopilado en los últimos años el mapa lingüístico de todo el concejo. De unos mil ochocientos topónimos vivos que constató en “Sarigu”, ofrece la ruta una breve explicación sobre veintiocho nombres referidos, a lugares habitados, incluyendo todos los barrios del concejo:

Canal, por ejemplo, su origen latino -CANALS- alude al emplazamiento de esta aldea, situada junto a una de las riegas del cordal La Llomba, a cuatrocientos metros de altitud. Entre las leyendas originadas en Canal cabe mencionar la que dice que un vecino de este lugar se casó, hace ya algunos años, con una de les xanes que vivía en una cueva de La Llomba. Tuvieron un hijo. Cuando éste se interesó por el pasado de su madre, la xana desapareció para siempre.

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com