Los Cubos de la Memoria english

De cubo en cubo por el puerto de Llanes

Los Cubos de la Memoria

Desde que se inaugurara la obra, a finales del año 2001, los Cubos de la Memoria han convocado ya una multitud de visitantes, que se van sorprendidos, nunca indiferentes, ante la carga cromática, apasionada, y el nuevo horizonte de color de la capital del Concejo de Llanes.

Relacionado: Costa Oriental, Llanes, Qué ver en Llanes

13
COMPARTIDO
Compartir en Facebook
Twittear
Share on Google+
VISTO
53450

Muy cerca de Los Cubos de la Memoria

Mapa: cómo llegar a Los Cubos de la Memoria


Coordenadas
Latitud: 43.4213219
Longitud: -4.7475743

La figura del artista vasco Ibarrola ha generado expectación en este sentido, pero la obra alcanza renombre por méritos propios, cobra vida donde bate el mar, arropada por un coqueto puerto y toda una villa a sus espaldas.

La escollera del puerto llanisco ha cambiado su nombre por los Cubos de la Memoria, el arte ha transformado la existencia gris de los cubos de hormigón en sólidas muestras de la vida presente y pasada de la cultura popular llanisca, incluyendo su naturaleza y los signos más ancestrales de una larga vida como pueblo.

Los colores ya hacen su parte y el impacto internacional de la obra ha llegado incluso prematuramente, desde el principio. Muchos han sido ya los representantes culturales de otros estados que se han interesado por ella. Existen ya varios proyectos concretados de intercambio cultural con Llanes. Los Cubos de la Memoria alcanzan así el objetivo para el que fueron creados, ser un centro de convocatoria, un punto de atención del arte europeo contemporáneo.

Esencia de los Cubos de la Memoria

Este potente mural, como conjunto polifacético, refleja unos contenidos en tres dimensiones que provocan tres posibles lecturas:

La memoria del Arte, plasmada en los registros prehistóricos que motean por aquí y por allá, en medio de una obra vanguardista que los integra y hace suyos.

La memoria del artista, reflejada en el acabado general de la misma obra, como síntesis de una trayectoria artística preocupada por las formas y el color.

La memoria del territorio se refiere a la memoria cultural y paisajística que se ha citado. La rural y la urbana, la aventura de hacer las américas, el mar mismo, sus gaviotas, la población marinera, la montaña…

“Las rutas de la memoria” es el nombre que el Ayuntamiento llanisco le ha dado a una guía cultural ilustrada, destinada a divulgar aún más el mural cubista de Ibarrola. Se explica así a través del territorio, la influencia del paisaje, la historia, la cultura, los usos y costumbres, las creencias religiosas y mitológicas…

Para ver este museo al natural puede hacerse desde el mirador ubicado en el antiguo tendedero de redes, junto al Faro, así como desde otros puntos progresivamente más alejados: Puertu Chicu, Punta de Toró, Ballota…, todos ellos actualmente unidos por una senda costera.

En noviembre de 2003 concluyó la segunda fase de este enorme tapiz tridimensional, que fue realizada sobre 66 cubos de 60 toneladas cada uno, situados en el dique norte del puerto y visible desde el mar y desde un paseo habilitado en lo alto del espigón principal.

Puede apreciarse como con esta segunda tanda de pinturas el patrimonio de la memoria del arte se extiende a figuras geométricas y abstractas, desapareciendo los elementos figurativos, como si la obra pretendiera alcanzar esa dimensión de vanguardia que ella ofrece en sí misma. Representación de la representación. Las formas de la memoria, las que sintetizan los contenidos con esbozos y colores, aumenta la significación de la obra en su conjunto.

Danos tu valoración
Puntuación: 7.8. de 3 votos.
Espera por favor...

Deja un comentario

También te puede interesar