Los postres de Gijón

Llambionaes de Gijón

14 lo guardaron
Print Friendly

En la ciudad de Gijón hay mucho llambión. No hay que preocuparse, no es un insulto. Llambión: dícese de aquella persona que gusta de las dulces tentaciones. En Gijón hay más de 60 establecimientos donde disfrutar de lo más típico de su repostería, lo que tiene que llevarse de recuerdo de su visita a Gijón […]

Relacionado: Gijón


En la ciudad de Gijón hay mucho llambión. No hay que preocuparse, no es un insulto. Llambión: dícese de aquella persona que gusta de las dulces tentaciones. En Gijón hay más de 60 establecimientos donde disfrutar de lo más típico de su repostería, lo que tiene que llevarse de recuerdo de su visita a Gijón lo enumeramos en este listado.

Tarta gijonesa

Esta contundente tarta de gusto a turrón la inventó hace más de 40 años la familia Agüera, Premio Nacional de Repostería.
La denominación de “postre gijonés” se la dio la confitería La Fe.
Es una tarta con base de bizcocho y cuerpo de crema de turrón de Jijona tostado en la parte superior. La tarta debe conservarse y consumirse en frío para mantener su sabor dulce.

Charlota

Delicioso relleno a base de nata con un toque de turrón, forrado de bizcocho y chocolate y coronado de chantilly y guindas. Es la otra tarta que se disputa con la Gijonesa el honor de ser el postre oficial de la cuidad.

De su historias podemos constatar: el repostero austríaco Friedrich Wazinger llegó a Gijón en torno a 1935 y montó en la calle Covadonga, esquina a Eusebio Miranda, la célebre confitería La Vienesa, dejando a la ciudad, uno de sus postres emblemáticos, la célebre charlota. La primera charlota fue creada a principios del S.XIX, en honor de la esposa del rey Jorge III, la reina Charlotte. La receta fue evolucionando hasta que en 1800 surgió otra charlotte que es la que más se aproxima a la actual.

Su creador fue el célebre tratadista culinario y gran cocinero francés, Antoine Marie Carême. Se trata de un postre frío hecho de bizcochos de soletilla en crema bávara, con los que se rellena un molde. El postre fue llamado “Charlota Parisina”, más tarde, cuando trabajaba en las cocinas del Zar Alejandro lo llamaría “Charlota rusa”, que es el nombre actual.

Princesitas

Hay por toda Asturias, aunque se cree que las originales son gijonesas. Cuerpo de mazapán y crema de yema, se elaboran en la confitería La Playa, ubicada en la calle Corrida, desde 1921. Todo un clásico de la repostería local.

Florentinas y forgaxes

Las dos son galletas crujientes bañadas de chocolate, las florentinas también con almendra y frutas escarchadas.

Otras llambionaes de Asturias

Las casadielles.
Dulce de harina de trigo, relleno de nueces y un toque de anís, dulce frito. También se pueden elaborar con masa de hojaldre, haciéndose en el horno. Al servir se espolvorea su superficie de azúcar. Es un clásico que se sirve en toda Asturias.

Los bartolos.
Postre típico asturiano, hermano pobre del “carbayón”…es delicioso y facil de hacer.
Masa de hojaldre rellena de almendras molidas y yemas. Los recomendamos para la hora del café.

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com