Playa del Arbeyal

Una playa de barrio

43 lo guardaron
Print Friendly

La playa de El Arbeyal es la tercera playa en importancia de Gijón, lindante con los populares barrios de La Calzada y de El Natahoyo, es una playa muy querida que ha recuperado su aspecto originario tras décadas de quedar relagada frente al auge industrial de la zona. Son estos barrios, además, los que conceden a la playa su idiosincrasia y su dinamismo. Habitualmente son los usuarios de la playa los mismos que son asiduos a los parques, salas de cine, al popular ateneo de la Calzada, a su complejo polideportivo, los mismos que componen las numerosas asociaciones en esta zona de la ciudad.

Relacionado: Costa central, Gijón, Playas accesibles Asturias


Una zona que es socialmente muy activa, y que también lo es urbanísticamente, haciendo crecer a Gijón, cada año que pasa, más hacia el oeste.

En estos barrios la cercanía del mar tiene su gran referente en la renovada playa del Arbeyal, reinaugurada en 1995, y que cuenta desde entonces con un buen número de zonas verdes en las inmediaciones. El paseo de la playa comienza al final del espigón, construido por la Autoridad Portuaria, y se extiende hasta una zona de aparcamiento, e incluye zonas arboladas, con bancos y mesas muy adecuados para las giras campestres, con construcciones representivas como una pérgola de 6,5 metros de altura que indica de alguna manera la puerta moderna a esta playa urbana, o la conocida escultura a los niños de la guerra, hoy ancianos que fueron enviados por sus familias a la extinta URSS y a otros países para ser salvados de la guerra civil. La obra, es un niño vestido de la época sentado sobre una piedra caliza mirando a el puerto de El Musel, desde donde partieron 1.100 niños de la guerra junto a 50 maestros en la noche del 23 de septiembre de 1937 desafiando el bloqueo que el acorazado Cervera realizaba a la ciudad.

La playa del Arbeyal de Gijón, y su espíritu “obrero”, es escenario habitual de populares torneos deportivos: rugby, piragüismo, cometas o natación, entre otros. Su forma de concha, al abrigo de corrientes y oleajes, la hacen propicia para el baño. Sus aguas son tranquilas a lo largo de toda la extensión de un arenal que en bajamar supera los 100.000 metros cuadrados de superficie, y que suelen ser más que suficientes para su grado de ocupación media y para la práctica, a pie de arena, de las actividades deportivas, el juego o los baños de sol.

La playa, la vida cultural y lúdica, el carácter abierto de los vecinos y su fácil acceso al estar muy bien comunicada, son algunos de los múltiples atractivos que convierten a los barrios de la zona oeste en una opción inteligente para una visita tranquila, con multitud de posibilidades.

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com

Información de interés

Tanto La Calzada como el Natahoyo se encuentran en uno de los enclaves estratégicamente mejor comunicados de la ciudad. Además de tener fácil y rápido acceso a las entradas y salidas de la ciudad. La red de transporte urbano de Gijón ofrece un servicio íntegro que cubre la gran parte de estos barrios.

La playa del Arbeyal dispone de aparcamiento, salvamento, zona de juegos infantiles, duchas y aseos.

La forma más fácil de llegar es a través de la Avenida Príncipe de Asturias, frecuentada por numerosas líneas de autobuses que la comunican con el centro de Gijón.