Playas de Verdicio, Aguilera y Carniciega english

Las playas verdes de Gozón

65 lo guardaron
There are no photos with those IDs or post 1265 does not have any attached images!
Print Friendly

La mar que fuerza escarpados acantilados de roca en la costa del centro del Principado, parece rendirse en el litoral bajo, en playas como éstas donde las rocas que afloran son más bien límites perpendiculares al océano, y no una barrera firme al oleaje. Playas tan abiertas al Cantábrico que resultan peligrosas para el baño en muchas ocasiones. Puede que en el fondo sea este su mayor mérito: la naturalidad con la que nos reciben para disfrutar del mar en su condición salvaje.

Foto de Arnaud Späni.

Relacionado: Costa central, Gozón, Playas centro de Asturias


En los tiempos que corren de urbanismo desaforado, el concejo de Gozón tiene el privilegio de contar con una costa protegida, verde e inmaculada, donde florecen playas naturales como las tres a las que nos vamos a referir, unidas como tres perlas consecutivas en un collar marino.

Las playas de Verdicio, como se las conoce, son auténticamente verdes, tanto en los anfiteatros de padros inmensos que las preceden, como en la tonalidad del agua, azul verdosa, límpida y sorprendente que tienen por delante. Aguilera es una cala de arena y rocas, recóndita, en la que habitualmente se practica el naturismo. Tiene una longitud de 400 metros, y destacan sobre la arena grandes rocas procedentes del derrumbe del acantilado. Frente a ella se distingue el islote Bermeo. Un espolón rocoso en la zona oriental que divide a la cala en otras dos. En marea baja se une a su vecino arenal: la Playa de Carniciega, que en el centro de esta triada nos enseña apaciblemente su arena dorada y el oleaje moderado. Se la conoce también como la playa de Barquera, quizá porque fue utilizada como puerto pesquero en la antigüedad. Tiene acceso rodado y contiene un importante conjunto dunar, además de salpicaduras constantes de roca en afloramientos muy bellos. Su longitud es de 350 metros y en bajamar también queda comunicada con la tercera perla: la Playa de Tenreru o Verdicio, la más popular de todas ellas y la más concurrida.

Abarca unos 330 metros, con una superficie total de unos 90.000 metros cuadrados en bajamar, y está muy bien equipada, con vigilancia diaria durante el verano y establecimientos de hostelería en sus inmediaciones. Al igual que La Carniciega, contiene un conjunto dunar destacado. La calidad de las aguas es excelente, aunque el baño sigue siendo aquí peligroso. En marea alta las olas rompen con fuerza en la misma orilla. En buenas condiciones la mar produce olas de izquierda muy potentes con secciones huecas lo que la convierte en una de las playas surferas de Asturias.

Este conjunto de playas se encuentra a poniente del majestuoso Cabo Peñas, a apenas 5 kilómetros, siendo Verdicio y San Martín de Podes las localidades de referencia. Todas se integran en la franja costera del concejo de Gozón que en 1995 fue declarada Paisaje Protegido.

Existen pocos lugares en la península ibérica donde se confundan tierra, mar y cielo en perfecta armonía. El entorno natural que rodea al Cabo Peñas lo integran más de 14 kilómetros cuadrados de naturaleza en estado puro, y en los niveles superiores, donde no llega la influencia marina, el paisaje dominante son las amplias praderías.

Es por todos esto que en las tres playas verdes se puedan realizar un gran número de actividades además de las estrictamente playeras, pues su entorno marino y terrestre es de los más apropiados de Asturias para la práctica del submarinismo, los paseos a caballo, la mountain bike, la pesca deportiva o incluso para planear en parapente. Así que disfrutar de las playas de Verdicio obliga a la excursión y al deporte de naturaleza. El entorno inigualable de la costa nos lo pide a gritos.

 

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com

Información de interés

Como llegar:

Las playas de Verdicio tienen dos accesos rodados desde la AS-328 entre el Cabo Peñas y Avilés, ambos señalizados en las proximidades de la localidad de Verdicio. El que encontramos en su extremo suroccidental dispone de una pequeña zona de aparcamiento junto al arenal y antes de la entrada a la urbanización "Los Cuetos"; también cabe la posibilidad de estacionar el vehículo en los prados del acantilado que cierra la playa a la izquierda, cuyo camino permite bajar a pie a La Aguilera, de otro modo sólo accesible desde la playa de Verdicio en bajamar. Entrando por el lado opuesto, se llega a un prado situado justo encima del arenal, donde se puede aparcar. La Aguilera cuenta exclusivamente con acceso peatonal.