Ruta mitológica del Beyu Pen

El bosque encantado

861 lo guardaron
Print Friendly, PDF & Email

No se trata de una ruta más, sino de una tan mágica que nos incita a volver presos del encantamiento. Un territorio de seres míticos apto para todos los públicos que los niños disfrutan doblemente. La sencillez de la ruta (de apenas hora y media de duración), el asombro ante cada hallazgo y el poner en juego la imagiación a cada paso, convierte esta excursión familiar en una de las más populares de Asturias.

Relacionado: Amieva, Asturias con niños, Rutas a pie Asturias


La Ruta Mitológica del Beyu Pen, en el bello concejo de Amieva, no es otra cosa que un bosque encantado que guarda el alma de personajes legendarios y hechiza al caminante. Su singularidad con respecto a otras sendas teáticas reside en que la mano del hombre apenas ha intervenido en su creación. En nuestro caminar adivinamos formas siniestras, rostros al acecho en la espesura, troncos que fascinan, rocas fantásticas. Las Xanas, trasgos, pesadiellos, busgosos, nuberos o bruxas son seres que en este caso se perfilan en la propia naturaleza del bosque. Se han aprovechado las formaciones de rocas y árboles, sin más ayuda que un poco de pintura, para destacar sus contornos o siluetas.

Ascendemos por la foz y cada cual tiene que poner lo mejor de sí para dir descubriendo todos y cada uno de estos personajes camuflados. El cuélebre, que custodia tesoros y Xanes (hadas), que protege la riqueza y la fecundidad, que también se come al ganado y a hombres, bien podría camuflarse en un árbol caído. El nuberu, que se divierte provocando tormentas y tempestades, lanzando centellas a los animales y arruinando las cosechas con el granizo, se encarna en el tronco quemado de un castaño. El busgosu, cubierto de mofu (musgo) se esconde en bosques y cuevas y rapta a las mujeres; cuando nos damos cuenta está tras nosotros, cincelado en la roca.

La «identidad oculta» de este bosque encantado se refuerza con su espectacular vegetación. No en vano en asturiano un “Beyu” no es otra cosa que una garganta profunda o encañonamiento de un río, una zona estrecha y húmeda que en época de lluvias permite contemplar grandes cascadas. En la frondosidad de este “Beyu” el bosque es autóctono, de castaños, robles y avellanos. Las formaciones kársticas son caprichosas por doquier y se dejan ver “les cuerries” o Cuerres, corrales de piedra que se utilizaban antaño para almacenar las castañas y ponerlas a salvo de los animales del bosque.

Llegamos a la recóndita aldea de Pen, un pueblo que aglutina un amplio conjunto etnográfico, como el reloj de Sol, en la casa de Fondón, o sus abundantes hórreos; uno de ellos está catalogado como el hórreo más grande de Asturias. Es fácil imaginar dentro de las casas las leyendas transmitidas durante siglos al calor del hogar. Ahí se conserva la magia y la superstición de los seres mágicos que hemos descubierto en nuestro caminar.

Un último atractivo de la ruta, que bien podemos visitar antes de iniciarla o al regreso, en la cercana localidad de Santillán, es el centro de interpretación del Karst, donde encontramos una maqueta explicativa de cómo el agua va formando las cavidades kársticas que proliferan en la comarca. Es un centro especializado también en el hábitat rupestre, con la reproducción de una cueva de la zona a tamaño natural.

Excursiones guiadas al Beyu Pen

La senda mitológica nos permite adentrarnos en un bosque encantado. Aprovechando las rocas y los troncos centenarios de los castaños, aparecen las “Xanas”, los “Trasgos” y otros personajes inquietantes como “busgosos”.
Nosotros te acompañamos. Disfrutaremos también en el área recreativa de Trambesagües, un lugar excepcional que nos permite disfrutar de los ríos Ponga que se une con el Sella, y de un espectacular bosque de ribera donde apreciar el rico ecosistema acuático.

Más info sobre Excursiones guiadas: Tierra Mágica.

Reportaje fotográfico de Anda Conmigo

Texto: © Ramón Molleda para desdeasturias.com

Información de interés

Pero ¿Cómo llegar a la Ruta Mitológica del Beyu Pen?

Muy fácil. Desde Cangas de Onís se toma la N-625 (carretera del Pontón) siguiendo el curso del río Sella hacia el sur y a 10 km., justo antes de llegar al pueblo de Santillán, nos desviamos a la derecha por la AS-261 en dirección a Beleño y Sellaño. A unos 500 metros dejamos el coche en un parking del Área recreativa de Trambesagües junto a la carretera. La ruta en sí conecta el famoso Camín de la Reina con el pueblo de Pen. Se puede dar la vuelta en cualquier momento pero si decidimos llegar al pueblo de Pen, la excursión completa, ida y vuelta, ronda las dos horas y media o tres.

Por encima del área recreativa, donde hemos aparcado el coche, una cómoda caleya (camino) baja hasta la confluencia del río Sella y el río Ponga donde una pasarela permite acceder a la ruta desde el pueblo de Santianes. Unos 400 metros más adelante alcanzamos el río que desciende por el bosque del Beyu Pen y que cruzaremos por un puente de madera. Aqui comienza la verdadera Ruta Mitológica, el cartel así lo indica. Si seguimos el curso de un arroyo siempre presente no tendremos mayores complicaciones. Al salir de la foz se alcanza un nuevo puente. Ya solo restaría subir hasta el cercano pueblo de Pen. Al final es desnivel gobal de la caminata no ha superado los 242 metros.

Centro dede interpretación del Karst de Amieva. Ubicación: Santillán (pueblo del concejo o municipio oriental asturiano de Amieva, de cuya capital, Sames, dista 1,5 km), en el cruce de la carretera del Pontón con el acceso a Ponga. Telefóno de información y reservas: 985 944 832 Horarios: de junio a septiembre: viernes, sábado y domingo, de 11 a 14 y de 16:30 a 19:00 horas Semana Santa, puentes y festivos: de 11:00 a 17:00 h Resto del año: previa reserva Grupos: reserva previa.

Oficina de Turismo Santillán (Amieva) Horarios:Viernes y Sábado de 10:00 a 16:30 , Domingos de 10:00 a 12:00 Tel. 650617791